Skip to content

Los riesgos de jugar en línea y cómo prevenirlos: guía práctica para apostar con responsabilidad

Es obvio que los juegos en línea han ganado muchísimo auge gracias a la implementación de la tecnología a un coste asumible. Ahora es posible jugar de una forma ágil y en cualquier momento lugar. Sin embargo, es evidente que existen riegos asociados que debemos considerar. Estos son los consejos para poder apostar con responsabilidad, a la vez que pones en marcha mecanismos para que la seguridad no decaiga.

Jugar con responsabilidad es jugar bien

Siempre debemos jugar desde aquellas plataformas conocidas y seguras, que se acogen a nuestra legislación, y que data del año 2011. Siempre hay que desconfiar de cualquier enlace para jugar, que nos llegue por medios poco claros o confusos. Las plataformas más conocidas son aquellas que ofrecen garantía y con las que puedes practicar un juego seguro. Esto evitará a que caigas en cualquier estafa, o a que el dinero que deposites vaya destinado a otros asuntos en vez de al juego.

Blinda tu acceso

Lo peor que podrías hacer a la hora de registrarte en cualquier plataforma de juego es utilizar una contraseña que sea débil. No se trata de ciencia ficción, los ataques se suceden a la orden del día y es importante que tengas una contraseña que alterne mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. Piensa que si tienes una contraseña débil alguien podría acceder a tu cuenta y hacer uso del dinero que tengas disponible. Los datos personales podían utilizarse para hechos delictivos. Si tu plataforma te ofrece la posibilidad de la autenticación de dos factores, estarás dando un paso adelante a la hora de reforzar la seguridad.

Cuando jugamos es importante que nuestro ordenador esté actualizado, así será bastante más difícil que queden agujeros de seguridad. En la medida de la posible, debemos utilizar un antivirus y herramientas de detección de malware. Igualmente, cuidaremos que las personas que tengan acceso al ordenador sigan nuestras mismas pautas, porque podemos encontrarnos con un problema serio.

Igualmente, es muy importante que no compartas la información de acceso a tus juegos con nadie más, ya que alguien podría tomar nota de tus credenciales y jugar por ti, algo que bajo ningún concepto debe pasar. Aunque la misión del juego es que pasemos un rato entretenido, debemos considerar que siempre hay dinero de por medio, lo que le da una característica especial y que hace que la debamos proteger con bastante celo.

Los límites en el juego deben estar claros siempre

Pero jugar con seguridad también implica hacerlo con responsabilidad. Por eso, es muy importante marcar muy claro cuál será nuestro tiempo de juego. Por ejemplo, si estamos con juegos de ruleta siempre hemos de tener en cuenta que el tiempo puede pasar muy rápido y que no debemos dejar de hacer cosas por estar jugando. Puedes poner solución fijando claramente esos momentos de juego, y también es algo que puedes hacer si tienes un presupuesto previo.

Nunca hay que dejarse llevar por la euforia, y tener claro cuál será la máxima cantidad de dinero que asumiremos como pérdidas. De esta manera, ese dinero siempre estará bien empleado y no supondrá una merma en tu economía. Por supuesto, nunca pidas dinero prestado ni te endeudes para jugar, lo único que conseguirás es perder el objetivo y jugar de forma compulsiva y errática. Si la necesidad es muy alta, probablemente estés pasando por un momento de pérdida de control. Las diferentes plataformas de juego permiten autoexcluirse durante una temporada para que no puedas jugar. No tengas miedo, se trata de un mecanismo de control más que interesante que puede evitar algo tan grave como la ludopatía.

Conoce cómo son los juegos y sus normas

Por supuesto, un juego responsable implica conocer cuáles son las reglas. Uno de los fallos de los principiantes en los juegos online es la de querer, abarcar mucho y aprender muy rápidamente diferentes juegos. Esto es un error que les hace perder bastante dinero. Lo que debes hacer es aprender las reglas de uno y especializarte en él. De esta forma, podrás ir dominándolo en un plazo razonable de tiempo y estarás evitando la posibilidad de realizar malas jugadas. Recuerda que muchas plataformas de juego online disponen de cuentas de demostración o bono de bienvenida con los que puedes jugar de forma gratuita durante un tiempo.

Poner en marcha todas estas técnicas permitirá que practiques un juego seguro y responsable a la vez. El juego es una válvula de escape que tenemos siempre a nuestra disposición y que tiene como objetivo el entretenimiento. Por esa razón, debemos seguir todas las pautas que podamos para que la experiencia sea lo mejor posible. Quienes juegan con responsabilidad y seguridad, son capaces de disfrutar al máximo de todo lo que los juegos online tienen preparado. Cuesta muy poco implementar medidas responsables de juego, estarás mucho más tranquilo si lo haces.
 

 Read More 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *